Autoridad Portuaria de Vigo
15,9km/h 13,6°C
Estación Muelle Trasatlánticos
Noticias de la Autoridad Portuaria

Noticias de la Autoridad Portuaria

26/01/2018
EL PUERTO DE VIGO CIERRA 2017 CON UN +2,72% DE INCREMENTO EN EL TRÁFICO TOTAL
El Consejo de Administración de la APV analizó esta mañana los resultados del pasado ejercicio. Los Resultados después de Impuestos son positivos por encima de los 2 millones de euros.
EL PUERTO DE VIGO CIERRA 2017 CON UN +2,72% DE INCREMENTO EN EL TRÁFICO TOTAL

El tráfico total en 2017 en el Puerto de Vigo ascendió a 4.233.680 toneladas, un +2,72% más que en 2016, con un ascenso en el tráfico local, el tráfico de mercancías y el de pesca fresca. En cuanto al tráfico de mercancías, la cifra fue de 3.967.226 toneladas, con un ascenso generalizado en todos los tipos, tanto mercancía general como graneles.

Así lo aseguró el Presidente de la Autoridad Portuaria de Vigo, Enrique C. López Veiga, al término del Consejo de Administración de la institución, en el que destacó, además, las subidas experimentadas por ciertas mercancías, como es el caso de los automóviles  y la pesca congelada, que se disputan el ser la principal mercancía del puerto, a gran distancia del resto de tráficos, siendo finalmente los automóviles la principal mercancía del año.

Entre las mercancías que cierran el periodo en positivo, López Veiga señaló (por su diferencia en toneladas) los automóviles (+8,08%); las conservas (+36,18%); la pesca congelada (+4,93%) y el cemento (+13,92%). Según explicó, los automóviles han incrementado sus cifras con Francia como destino destacado en volumen; por crecimiento, cabe mencionar el considerable incremento de los tráficos a Latinoamérica (Argentina, Chile, México). En cuanto a los tránsitos, destacan los automóviles provenientes de Marruecos, vía Tánger, como nuevo punto de escala de la Autopista del Mar, y los de Sudáfrica y Turquía, continuando la tendencia iniciada los últimos meses.

Las conservas, tráfico eminentemente de importación, se ha incrementado gracias al crecimiento de la importación desde Ecuador, China, Filipinas y Papua Nueva Guinea. El aumento de las exportaciones a Francia, con la Autopista del Mar, Holanda y EE.UU, también ha ayudado a que esta mercancía se consolide como una de las más importantes del Puerto.

Por su parte, la pesca congelada está incrementando sus cifras superando en el acumulado los números de 2016, próximo ya al tráfico de 2015, pero alejados del volumen del año 2014 (efecto PIF). Del mismo modo, el cemento se incrementa de manera significativa, pero cabe destacar que en los últimos ejercicios el tráfico de este tipo de mercancías sufrió una caída importante. En los datos de evolución mensual en el periodo enero-diciembre de los últimos tres años, se aprecia que en 2017 se superan los valores acumulados de 2016, pero que todavía están por debajo de cualquiera de los años anteriores.

En cuanto a las mercancías que cierran el periodo en negativo, destaca la del granito elaborado (-17,08%); los productos químicos (-23,74%) y el vino y las bebidas alcohólicas (-36,75%), todos ellos (salvo el vino) vinculados al descenso de tráficos producido por el traslado de las operaciones de Maersk al Puerto de Marín, siguiendo la senda de los últimos meses. El vino se corresponde con una estabilización del mercado, tras un incremento puntual del ejercicio 2016.

En relación a los contenedores, los ro-ro (+4,90%) han incrementado ligeramente las cifras del año anterior y los lo-lo (-0,21%) han descendido, influenciados principalmente por la huelga de la estiba de los meses de abril y junio, pero recuperándose en gran medida en los últimos meses del año.

El número de escalas durante el 2017 ha ascendido a 1.724 en comparación a las 1.545 del año anterior, y sigue la tendencia creciente del número de G.T., que ha sido un +9,08% más que en 2016.

Por último, la Cuenta de Resultados presenta una Cifra de Negocio con un +4,77% de incremento respecto al ejercicio anterior. Los Resultados después de Impuestos son positivos y ascienden a 2.047,3.-miles de Euros, superiores en 1.328.-miles de euros a los obtenidos en el pasado ejercicio, que ascendían a 719,3.-miles de euros.

López Veiga se ha mostrado “contento, pero no satisfecho” con estas cifras que sitúan los beneficios por encima de los 2 millones de euros. Una situación que, según recordó, no se daba desde el año 2010 y que “nos obliga a redoblar los esfuerzos en todos los ámbitos”.

Otros asuntos de interés

Por otra parte, el Consejo de Administración debatió sobre la posibilidad de restringir el tráfico de camiones por la calle Sanjurjo Badía, tal y como ha anunciado el Concello de Vigo. En este sentido, el máximo responsable portuario dio a conocer a los consejeros dos informes elaborados sobre este tema y que ahondan, por una parte, sobre la afectación de esta medida a las empresas que operan en la zona de servicio del Puerto y, en consecuencia, un dictamen de la Abogacía del Estado que establece cuál podría ser el papel del Puerto en el caso de que exista un acto administrativo al respecto.

Según explicó el Presidente portuario, las empresas situadas en estas zonas tienen una actividad que no puede verse perjudicada por el aumento del coste y de la duración de los trabajos de transporte de los productos y mercancías entrantes y salientes de dichas empresas, ya que ello empeoraría la competitividad de las mismas.

Por otra parte, hay otras empresas, principalmente de transporte que, si bien no tienen sus instalaciones dentro de la zona de servicio del Puerto, sí ocupan unas parcelas en las que, por ahora, son necesarias para mantener su competitividad y, por ende, la competitividad de las empresas portuarias y no portuarias, por lo que es necesario seguir utilizando los accesos viarios existentes mientras no se realice una optimización de ciertas infraestructuras.

Las empresas situadas en la zona de servicio del Puerto que se verían afectadas por sus accesos son, en el sector de la construcción naval, astilleros como Vulcano, Metalships, Montenegro y Astinor; y el sector pesquero, frigoríficos como Frigalsa, Frioteis, Frioya, Pescanova, Gambuza y fábricas de harina de pescado como Aucosa. Asimismo, las empresas transportistas que también se verían afectadas por el acceso a sus instalaciones son Transportes Hermanos Andaluz y TPG (Transportes Portuarios Gallegos).

Se debe tener en cuenta que entre los frigoríficos de Frigalsa, Frioya y Pescanova, se almacenan los productos pesqueros de las compañías viguesas y gallegas más importantes en el sector (Iberconsa, Pereira, Pescapuerta, Profand, Nores…) y que suponen más del 50% de la pesca congelada movida por el Puerto de Vigo.

Por otra parte, la empresa Transportes Portuarios Gallegos (TPG), como su nombre indica, ofrece el servicio de gabarras-portacontenedores a un porcentaje muy elevado de los contenedores movidos en la terminal de Guixar.

Con la supresión del peaje de la autopista AP-9 entre Vigo y Redondela se eliminaría parcialmente el problema en relación con las empresas de Chapela (Frioya, Pescanova y Aucosa), pero mientras no se resuelva la conexión desde la autopista AP-9 a través de la calle Buenos Aires, el resto de empresas pierden mucha competitividad si se vieran obligadas a que sus transportistas tuvieran que realizar un trayecto tan largo. Por último, las empresas ubicadas en la zona de La Guía, necesariamente, tendrán que seguir accediendo a través de la única alternativa existente.

Informe de la Abogacía del Estado

Por su parte, la Abogacía del Estado concluye en su dictamen que el Concello de Vigo tiene plenas capacidades para determinar la normativa sobre el tráfico en la ciudad pero, en todo caso, cualquier medida que tome a este respecto -como por ejemplo, la restricción anunciada- tiene que estar necesariamente argumentada y debidamente motivada y limitada a los límites que persigue.

Dicho esto, y preguntado sobre la posibilidad de recurrir tal medida, el Abogado del Estado afirma en su escrito que la Autoridad Portuaria de Vigo está legitimado para recurrir la restricción, una vez exista un acto administrativo al respecto, y con más fuerza si cabe, apoyar la reclamación de las empresas afectadas. En este sentido, López Veiga ha anunciado que, de llevarse finalmente a cabo, recurrirá esta medida, tras comprobar que se ha provocado un perjucio a las empresas relacionadas con la actividad portuaria.

No obstante, ha vuelto a hacer una llamada a la responsabilidad: “Hay que pensar con la cabeza; esto no se puede arreglar en dos días”, ha declarado. Por este motivo, ha pedido “proporcionalidad en las medidas” y se ha mostrado, una vez más, confiado en que el sentido común se imponga, porque “es necesario que rememos todos en el mismo sentido para llegar a una solución”.